Autour

Ubicado en un bello paraje natural, a orillas del Río Duero y a 15 minutos de la capital de la Ribera del Duero

Ubicado en un bello paraje natural, a orillas del Río Duero y a 15 minutos de la capital de la Ribera del Duero, en los límites de la provincia de Soria.

situación y actividades

Mucho que ver y disfrutar…

Entorno. Monasterio de la Vid 1

Monasterio de la Vid

El Monasterio de Santa María de La Vid se remonta al siglo XII cuando la comunidad premonstratense recibió el apoyo real para la edificación de un monasterio.

Podrán visitar El Claustro, La Iglesia, La Sacristía, El Refrectorio, El Museo de arte sacro, y el Museo numismático

Entorno. Encinas Centenarias

Encinas centenarias

Esta pareja de encinas centenarias se encuentra en un lugar de culto en el paraje de “La Isla” junto al Monasterio de Santa María de La Vid, donde todos los veranos se celebran campamentos y donde acuden muchas personas de paseo o realizando la ruta de senderismo del Valle de la Virgen del Monte.

Entorno. Rollo de la Justicia

Rollo de Justicia

En los alrededores del monasterio, de camino a las bodegas, veremos el Rollo de Justicia (Bien de Interés Cultural), pero también encontraremos una de las etapas del sendero GR-14 tras su paso por Zuzones.

Aranda de Duero

A menos de 20 minutos del Monasterio de la Vid, encontrarán Aranda de Duero, la mayor de las poblaciones de la Ribera del Duero en la provincia de Burgos. Y junto a Peñafiel, San Esteban de Gormaz, Peñaranda o Roa de Duero la más emblemática de los vinos de la Ribera del Duero.

Burgo de Osma

El Burgo de Osma es una de las localidades más bellas de la provincia de Soria, no en vano está declarada Villa de Interés Turístico, de reconocida gastronomía y con sede episcopal desde el siglo VI.

Castillo de Peñafiel

El Castillo de Peñafiel comenzó a levantarse en el siglo X, aunque su aspecto actual es producto de las importantes intervenciones que tuvieron lugar durante los siglos XIV y XV. Esta fortaleza medieval fue declarada Monumento Nacional en 1917 y en la actualidad se ha convertido en todo un emblema para el enoturismo de la Ribera del Duero, al encontrarse ubicado en su patio el Museo Provincial del Vino.

A